Aprende a preparar tu Elevator Pitch

Aprende a preparar tu Elevator Pitch

¿Sabes qué es un Elevator Pitch?

 

Imagina por unos momentos que estás en una cena o una reunión informal con tus amigos y alguien te pregunta ¿en qué consiste tu trabajo? ¿Estarías realmente preparado para dar una respuesta breve y que recogiera lo fundamental de tu trabajo? Si no lo has preparado con anterioridad, la respuesta más probable es que no.

Te encuentres en una reunión con amigos, en una conferencia de emprendedores o en una entrevista de trabajo, debes tener siempre respuesta a preguntas como ¿a qué te dedicas?, ¿a qué se dedica tu empresa?, ¿qué aportas en tu trabajo? o simplemente a la pregunta ¿tú qué sabes hacer?

 

Prueba de Selección de Personal

Cualquier situación es una ocasión perfecta tanto para vender tu negocio si eres un emprendedor como para venderte a ti mismo si estás en una entrevista de trabajo, y conseguir que los demás quieran conocer más sobre ti y tu trabajo. Para ello es importante que trabajes una herramienta llamada “Elevator pitch” o lo que en España llamamos Discurso del ascensor.

Se trata de preparar un discurso muy breve, de entre 1 y 5 minutos, aunque lo ideal son unos 3 minutos, dirigida a conseguir una cita donde se produzca un diálogo más profundo acerca de lo que tú o tu negocio podéis ofrecer. Parece fácil, ¿verdad?

El nombre de Elevator pitch es un juego de palabras que pretende resaltar la importancia de que el mensaje debe ser breve, imaginando que la conversación se produce al encontrarte en un ascensor con el responsable de Recursos Humanos de una empresa en la que te interesa trabajar. En ese breve trayecto, el objetivo debe ser conseguir que te conceda una entrevista, por este motivo la información debe estar muy bien sintetizada y dejarle con las ganas de conocer más de ti o de tu negocio.

 

Aprende a prepararlo

Por supuesto el escenario que hemos comentado no es real, estas cosas solo ocurren en las películas, pero nos sirve para hacernos a la idea de la brevedad y la necesidad del momento. Estos discursos son muy útiles en espacios específicos reservados para el Networking o en las rondas de inversores.

Vamos a repasar algunas claves para que tus probabilidades aumenten y puedas cerrar una entrevista o una reunión donde explicar con detalle tu propuesta o plan de negocios:

  • Redacta tu discurso.

Cuenta quién eres, cuál es tu experiencia, qué haces y qué necesitas para tener éxito, así como los beneficios para quien confíe en ti, por muy obvio que pueda parecer.

  • Ten claro tu objetivo.

Pretendes captar su atención y conseguir una reunión posterior donde explicar tu valía con detalle. Tu interlocutor es una persona muy ocupada y si te alargas, puedes provocar rechazo.

  • No entres en detalles.

Ofrece simplemente pequeñas pinceladas de volúmenes que consigan captar su interés. Sobre todo no mientas, sé coherente. Simplifica tu exposición y utiliza palabras activas.

  • Ensaya.

Practica de manera repetitiva hasta que te salga como algo natural, ten siempre el control y lleva tarjetas de visita. Demuestra pasión, deja claro que esto es tu vida, y tendrás muchas más posibilidades.

  • Mantén el control.

Ten todas las variables controladas, que el inversor o seleccionador no pueda sacarte los colores porque te pille sin conocer lo que te pregunta, ya que te estarás cerrando una puerta.

  • Expón tus ventajas.

Comenta quiénes son tus competidores y por qué puedes hacerlo mejor que ellos. Si pasas por alto este punto puede parecer o bien que no existe competencia, lo cual puede dar a entender que no hay mercado, o que no la has tenido en cuenta, y entonces no podrás competir contra ellos.

 

Trabajar en tu discurso

Está claro que no existen recetas mágicas para captar la atención de un inversor o un reclutador, pero si la oportunidad no llega, trata de provocarla, no tengas miedo. Puedes encontrar inversores en determinados foros, aunque en ocasiones estén muy ocupados. Trata de elegir quién te interesa realmente y buscar el mejor momento para acercarte.

En definitiva, podemos resumir que un buen Elevator Pitch tiene que ser como las buenas canciones o una buena comida, debería quedarse en la cabeza del destinatario y traerle buenos recuerdos. Recuerda también adaptar tu discurso y no descuidar tu puesta en escena para cada ocasión. Te deseamos mucha suerte y sobre todo, muchos éxitos.

Autor: Amaia Cañas

Amaia Cañas, licenciada en Ciencias de la Información, cuento con amplia experiencia en el ámbito de la empresa y de la orientación laboral. Comprometida con la Responsabilidad Social tanto en la empresa como en nuestro día a día, procuro seguir aprendiendo en cada momento.
Valora esta noticia:
5.0 (8 votos)