Dinámicas de grupo en la selección de personal

Dinámicas de grupo en la selección de personal

Claves para superar la selección de personal

Una prueba de selección de personal que está cogiendo fuerza es la dinámica de grupo, a la que en ocasiones no damos demasiada importancia, pero que puede ser decisiva y hacer que nos apeemos del proceso de selección y no consigamos el trabajo para el que estamos optando.

 

Como todas las pruebas de un proceso, es necesario prepararse para saber cómo afrontarlas. Podemos encontrarlas en diversos formatos como una mesa redonda, una tormenta de ideas, o un debate por ejemplo, pero en todos los casos se trata de una discusión verbal entre un grupo de 5 o 10 candidatos a los que observa un seleccionador.

 

Lo que se trata aquí es de identificar rasgos de la personalidad del aspirante, más que las competencias técnicas del puesto. Durante nuestra vida laboral será necesario intercambiar opiniones, participar en proyectos, comunicarnos con clientes y compañeros, o liderar iniciativas, y esta prueba es muy efectiva para detectar nuestra personalidad y ver si encajamos en el puesto que ofrecen en ese momento.

Vamos a ver aquí algunas claves que nos ayuden a superar este tipo de ejercicios y permitirnos continuar dentro del proceso:

 

Participa

Las dinámicas de grupo tratan un tema sin solución, es decir, no hay opiniones buenas o malas. Lo que importa es el comportamiento de los candidatos, la participación, la iniciativa, etc.

 

Anima a participar

Animar o ayudar a que los demás participen también te puede beneficiar, llámalos por su nombre, pregúntales su opinión, y no les interrumpas cuando estén hablando.

 

No seas arrogante

Trata de que la discusión no se centre en ti o en tus ideas únicamente, puedes caer en la arrogancia, y eso no te conviene.

 

No te alteres

Defiende tu discurso, pero no es bueno que grites o te irrites cuando los demás no te den la razón. Mantente firme pero siempre con educación.

 

Cuida tu lenguaje corporal

Más que lo que dices, te van a juzgar por cómo lo dices, ya que esto es clave para ver la confianza que tienes en ti mismo.

 

Seguir estos consejos no te van a dar el puesto de trabajo, pero sí te ayudarán a continuar en el proceso. ¡Mucha suerte! Si quieres consultar más consejos de orientación laboral puedes seguir leyendo aquí

Sobre el Autor: Amaya Cañas

Foto autor