Errores en la Entrevista de Trabajo

Errores en la Entrevista de Trabajo

CÓMO ENFRENTARTE A UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

 

Preparar una entrevista de trabajo es algo a lo que no dedicamos el tiempo suficiente, ya que muchas personas cometen el error de considerarlo un mero trámite, para que les conozcan, pensando que como tienen su Currículum Vítae ya no tienen que hacer nada más.

 

Si tú estás entre los que piensan así, me gustaría hacerte algunas preguntas ¿sabes cuánto tardas exactamente desde donde estés a la empresa en la que te han citado? ¿sabrías resumir en un par de frases tu trayectoria profesional? ¿has preparado copia de tu CV así como de los títulos más recientes o significativos? ¿me puedes decir sin titubear tus puntos fuertes o las razones por las que deberían contratarte?

 

Si quieres tener posibilidades de éxito te recomendamos encarecidamente que prepares con interés y atención tu entrevista de trabajo.

 

ERRORES EN LA ENTREVISTA DE TRABAJO

 

Vamos a ver ahora los errores más comunes que se suelen cometer por parte de los candidatos para que los tengas en cuenta:

  • Llegar tarde a la entrevista, ya que ofreces una imagen pésima y eso te puede costar el puesto. Debes salir con tiempo para llegar unos minutos antes de la cita, y prever cualquier imprevisto de tráfico.
  • Hablar mal de antiguos jefes o compañeros. Si lo haces, aunque tengas razón, la imagen que transmites es que no se puede confiar en ti y que a la primera delatas a las personas que te rodean.
  • No te muestres desanimado ni pesimista, tienen que ver que tienes energía y entusiasmo. A nadie le apetece escuchar lamentos de alguien que no conoce.
  • Apaga el móvil o siléncialo, no provoques ninguna interrupción, pues ofrecerás imagen de desinterés.
  • No respondas de manera muy escueta ni de manera demasiado extensa. Has de mostrarte concreto, directo y con las ideas claras. Sobre todo, responde a lo que te preguntan, no trates de confundir al entrevistador.
  • No preguntes por el salario en el comienzo de la entrevista. Trata de no mencionarlo hasta el final, o bien para una segunda fase. Las preguntas que debes realizar son acerca de la empresa, de su organización o sobre cómo continuará el proceso de selección. Deben percibir interés por tu parte.
  • No te quedes callado cuando te pregunten sobre tus puntos fuertes o débiles. Das la impresión de no conocerte a ti mismo, de inseguridad, y eso te restará posibilidades.
  • No trates de fingir ni mucho menos engañar al entrevistador. Es mejor mostrarte natural y seguro, sin parecer ingenuo ni prepotente. Si resultas elegido y has mentido en la entrevista, peligrará el puesto de trabajo.

 

Esto son solo algunos ejemplos, seguro que tú tienes más ejemplos e incluso experiencias en las que no ibas lo suficientemente preparado y de las que has podido aprender. Aquí te traemos otros consejos de orientación laboral que te pueden ayudar. 

Sobre el Autor: Amaya Cañas

Foto autor