¿Sabes qué son las Killer Questions?

¿Sabes qué son las Killer Questions?

CÓMO SUPERAR LAS PREGUNTAS DE UNA ENTREVISTA

 

Si estás acostumbrado a realizar entrevistas de trabajo, seguro que lo sabes o habrás oído hablar de ellas, y si no, las habrás sufrido aunque desconozcas cómo se llaman. Son preguntas que sirven a los reclutadores para realizar un primer filtro en la selección, de manera que descarten a los candidatos que no las superen.

 

Este tipo de preguntas pueden aparecer de distinta manera, pero lo normal es que las realicen al comienzo del proceso, con cuestiones que son vitales para poder desempeñar el puesto de trabajo que se oferta. Por ejemplo, si es vital disponer de carnet de conducir, si sabes manejar un determinado programa de diseño, o si hablas un determinado idioma. Podríamos decir que son preguntas sobre temas vitales para el trabajo. Si no tienes carnet de conducir no vas a poder ser conductor, de la misma manera que si no hablas francés no podrás comunicarte con la central de la empresa en París.

 

Preguntas sobre los requisitos

Se trata de no perder el tiempo ni hacerlo perder a los seleccionadores. En ocasiones, puede aparecer en la oferta determinados requisitos que se consideran imprescindibles como tener residencia en una localidad determinada, y aun no cumpliendo lo que se pide, enviar el Currículum “por si acaso”.  Los seleccionadores deben pasar mucho tiempo descartando este tipo de candidatos, así, de esta manera, para superar el filtro de estas preguntas, se aseguran de que el candidato cumple con los requisitos o les está mintiendo. Por supuesto, si te pillan mintiendo, ten muy claro que para ti se acabó no solo este proceso, sino todos los que se produzcan en esta empresa. No merece la pena correr ese riego, ¿no crees?

Este tipo de preguntas corresponden a los requisitos que se habrán marcado en la oferta de trabajo, por tanto, si crees que eres un candidato que cumples con todo lo que se pide, debería ser fácil poder prepararte una respuesta que supere el cuestionario.

 

Tipos de Killer Questions

Las Killer Questions las podemos encontrar de varias maneras. Vamos a ver algunos ejemplos:

  • Sobre conocimientos técnicos.

Aquí lo que quieren saber son las competencias duras que posees, es decir, si sabes manejar los programas que ellos necesitan. Las respuestas deben ser objetivas, e incluso en ocasiones pueden convertirse en pruebas sobre el manejo de un programa de contabilidad concreto, o incluso un lenguaje determinado de programación.

  • Preguntas cerradas.

Simplemente debes contestar si o no. Aquí quieren saber si tienes carnet de conducir, si dispones de residencia en determinado lugar, o la disponibilidad que tienes para viajar por ejemplo. No debes extenderte en la respuesta, ya que las respuestas deben ser un sí o un no, nada más.

  • Preguntas sobre el salario.

Las expectativas sobre el sueldo pueden hacer que un candidato quede descartado ante la imposibilidad de ponerse de acuerdo. Puedes ser un candidato ideal pero si tus expectativas salariales son muy altas, quizás la empresa no pueda o no quiera pagarte. Te recomendamos que antes de nada investigues cuál es el salario medio que las empresas suelen pagar por un puesto como el que tú quieres.

  • Preguntas de personalidad.

Son preguntas abiertas y quizás las más complicadas de contestar. Lo que se busca con este tipo de prueba es saber cómo puede desenvolverse el candidato en posibles situaciones futuras. Normalmente se realizan para acceder a puestos en los que se vaya a estar sometidos a un alto nivel de estrés. O si se va a tratar con el cliente de una manera directa, bien en puestos de comercial o bien de atención al cliente.

 

¿Cómo responder a las preguntas de una entrevista?

A continuación te ofrecemos algunos consejos básicos para responder correctamente a este tipo de preguntas:

  • Sé sincero. No mientas, simplemente perderás tú el tiempo y te cerrarás las puertas de este y de futuros procesos de selección. Contesta siempre la verdad.
  • Cuida tu ortografía. Las faltas de ortografía pueden ser determinantes a la hora de apearte de un proceso, no te descuides.
  • Sintetiza. Ofrece la información relevante, sin pasarte ni quedarte corto. No se trata de contar una historia, sino de hacer ver al candidato que puedes ser una buena opción si te reclutan.
  • Responde de manera educada. Si hay alguna pregunta que no quieres responder, simplemente déjala en blanco. No contestes nunca con una grosería o con desgana.

 

Eseramos que este artículo te haya servido para comprender un poco mejor qué son las Killer Questions, para qué sirven y cómo podemos superarlas. ¡Mucho ánimo con la entrevista!

Autor: Amaia Cañas

Amaia Cañas, licenciada en Ciencias de la Información, cuento con amplia experiencia en el ámbito de la empresa y de la orientación laboral. Comprometida con la Responsabilidad Social tanto en la empresa como en nuestro día a día, procuro seguir aprendiendo en cada momento.
Valora esta noticia:
5.0 (8 votos)