¿De qué color debes acudir a una entrevista de trabajo?

Compartir: 
¿De qué color debes acudir a una entrevista de trabajo?

CÓMO VESTIR PARA UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

 

Preparar tu próxima entrevista de trabajo no es solo revisar las preguntas que te pueden hacer y cómo responderlas, conocer perfectamente tu Currículum Vítae así como las características de la empresa en general y el puesto al que optas en particular, o llegar puntual y transmitir con tus gestos serenidad y aplomo. Todo esto es muy importante y por supuesto no cabe duda de que debemos prepararnos. Pero no son los únicos aspectos que debemos tener en cuenta para causar una primera excelente impresión que nos abra las puertas al trabajo que estamos buscando.

Un tema al que equivocadamente solemos dedicar muy poca atención es a la vestimenta que vamos a llevar el día de la entrevista, y menos aún, al color de esa vestimenta. Nos parece un tema frívolo y no se aborda de manera directa, lo que es un error en nuestro parecer. Hay colores que nos favorecen más a la cara, ropa llamativa con la que podemos destacar entre la multitud, o simplemente elegimos la ropa porque nos combina con el color del pelo. Por eso es importante pararnos a reflexionar qué es lo que queremos transmitir, y cómo los colores nos pueden ayudar.

Trabajar este tema es beneficioso para nosotros, ya que muchas veces pasamos por alto que los colores también comunican, y los tonos de nuestra ropa pueden ayudarnos a transmitir lo que queremos a los seleccionadores. Los colores juegan un papel muy importante a la hora de vestirnos, ya que transmiten emociones y sensaciones. ¿Cuántas veces te has levantado y has elegido una ropa por tu estado de ánimo? Hay colores que te sientan mejor que otros, pero no es en eso solo en lo que debes fijarte, así que vamos a aprender un poco más sobre este tema.

 

COLORES PARA ACUDIR A UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

Debemos adecuar nuestra vestimenta al puesto de trabajo que queramos obtener, por ello, siempre que sea posible trata de conocer de antemano cuál es el ambiente en la empresa a la que te diriges. Puedes saberlo fijándote en su web o siguiendo sus redes sociales si no conoces a nadie que trabaje allí. Seguro que encuentras pistas que te ayuden.

Vamos a ofrecerte aquí algunos consejos sobre los colores con los que debes vestir para la entrevista de trabajo.

  • Colores neutros frente a colores vivos. Es preferible que el entrevistador nos recuerde por nuestros conocimientos y habilidades, mejor que por nuestra ropa. Si es así, los colores que debemos elegir son los azul marino, gris o negro, que no despistarán al entrevistador. Los colores vivos pueden ser peligrosos, ya que por ejemplo el rojo proyecta pasión, pero si es demasiado llamativo también puede provocar el efecto contrario.
  • Colores lisos mejor que estampados. Pueden hacer que el entrevistador, aburrido de tantas entrevistas, se distraiga y no te escuche, y se quede solo con el estampado o las rayas de tu chaqueta. Cuidado porque puede volverse en tu contra.
  • Para los hombres se recomienda camisa de trabajo formal de colores claros o pasteles. Estos colores transmiten imagen de seriedad y sobriedad. Los pantalones o trajes, en tonos oscuros que contrasten con la camisa. La nota de color la podemos poner en la corbata, en el caso de que llevemos.
  • Para las mujeres, algo parecido. Camisas o blusas en colores neutros o pasteles, en contraste con los pantalones o faldas de tonos oscuros. Podemos poner color en pañuelos o accesorios que alegren la imagen, pero cuidando siempre de que no sean demasiado grandes y llamativos.
  • Si tu trabajo va a ser cara al público, ejerciendo funciones comerciales o de venta, es recomendable combinar los colores que contrasten para poder acercarse a todo tipo de personas. Por ejemplo, el negro transmite tristeza y distanciamiento mientras que el blanco aporta dinamismo y frescura. Por este motivo son una buena combinación.
  • Si el puesto al que quieres optar precisa de dotes creativas, innovadoras o atrevidas, olvídate de los colores neutros y ponte algo amarillo. Si no eres demasiado atrevido, utilízalo en pequeñas dosis como un pañuelo o algún complemento.

 

Por supuesto, cada persona es un mundo y cada empresa y puesto de trabajo son diferentes. Se deben tener en cuenta el lugar, la hora de la entrevista, y el cargo al que se aspira. Todo ello nos dará pistas sobre cómo ir vestido, ya que no es lo mismo una entrevista para diseñador de una firma de moda puntera que un trabajo de pasante en una firma de abogados.

 

Te recomendamos desde el portal de empleo www.soloempleo.com que inviertas un rato en preparar este aspecto de la entrevista. Elige lo que mejor vaya con tu personalidad y con el ambiente de trabajo del puesto al que quieres optar, pero siempre con un propósito definido. No lo dejes al azar.

 

¡Te deseamos mucho éxito en tu próxima entrevista, seguro que lo consigues!

Autor: Amaia Cañas

Amaia Cañas, licenciada en Ciencias de la Información, cuento con amplia experiencia en el ámbito de la empresa y de la orientación laboral. Comprometida con la Responsabilidad Social tanto en la empresa como en nuestro día a día, procuro seguir aprendiendo en cada momento.
Valora esta noticia:
4.7 (17 votos)