¿Es necesaria la Formación Continua?

  • ¿Qué es la formación continua? Vivimos en un mundo donde todo se mueve rapidamente y lo mismo ocurre con nuestros puestos de trabajo, es necesaria una formación constante y permanente para podernos adaptar a los cambios.
  • Cómo elaborar tu perfil de LinkedIn con éxito
¿Es necesaria la Formación Continua?

LA IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN PERMANENTE

 

Estamos inmersos en un mundo que cambia de manera vertiginosa, donde los avances en todo nuestro entorno, tanto laboral como de ocio, nos hacen tener que estar en permanente alerta para no quedarnos desfasados. Los libros ya no se leen en papel, si salimos de viaje compramos los billetes por internet, y nos guiamos por el mundo gracias al navegador del móvil. Si esto sucede en nuestro entorno social, en el ámbito laboral también se producen cambios de forma rapidísima. Avances informáticos, tecnológicos, científicos y sociales, nos están trayendo una época en la que el desarrollo marca un ritmo de variaciones rápidas.

 

Por lo tanto, ya no es suficiente con una formación que nos habilite para trabajar, ya que una vez establecidos, debemos continuar actualizando y profundizando los conocimientos que poseemos. No estamos hablando únicamente de puestos de alto nivel de programación, sino de cualquier tipo de trabajo y sector. Los repartidores de paquetería deben controlar el navegador para no perderse en sus rutas, el operario de una fábrica debe aprender el manejo de las máquinas más modernas, el electricista debe conocer el montaje de paneles solares, el administrativo debe manejar la última versión de Office… Nadie puede quedarse atrás.

 

Es un hecho indiscutible que los trabajadores deben, debemos, estar en permanente aprendizaje, ya que aumentar nuestros conocimientos hará que seamos más eficientes, que trabajemos mejor y aumente nuestra autoestima. Por tanto, es algo que beneficia también a la empresa, ya que cuanto más cualificados estemos los trabajadores, nuestra competencia profesional aumentará, se incrementará nuestra productividad y cometeremos menos errores.

 

Por estos motivos la formación continua se debe encontrar integrada dentro de la propia estrategia y del plan de acción de la empresa. Es fundamental que cuente con el apoyo y compromiso de la dirección de la empresa y de los trabajadores, que son los destinatarios del mismo, y por supuesto, integrarla dentro de la cultura de la organización. 

 

Existen en la actualidad diferentes formas para un buen proceso de reciclaje laboral y desarrollo de los conocimientos. Los podemos hacer a voluntad particular o bien a nivel empresarial, la oferta es muy variada, pudiendo elegir cursos en centros privados, bonificados para trabajadores en activo, subvencionados por los distintos organismos e instituciones, confeccionados a medida para las empresas, másteres profesionales, etc.

 

Si bien en los beneficios de la formación continua estamos todos de acuerdo, lamentablemente la rutina, el trabajo, la familia, y nuestro día a día en general hace que no lo llevemos a la práctica con tanta frecuencia como debemos. Pero recordemos que el mundo sigue avanzando, que es responsabilidad nuestra reciclarnos ya que el mundo no se detiene, y cada uno de nosotros tenemos que tomar la decisión de subir al tren o dejarlo pasar.

 

CONSEJOS PARA  LA FORMACIÓN CONTINUA

Vamos a repasar a continuación algunos consejos, que seguramente todos conocemos pero que no está de más recordar y nos ayudarán a tener éxito con la formación continua:

 

  • Si estás pensando en realizar algún tipo de formación, selecciona bien y elige algo que te motive, que te resulte útil. Seguramente mejorar en el uso de las herramientas laborales que habitualmente manejas haga que te sientas más seguro de ti mismo y tu motivación será mayor. Por este motivo, visualizando los beneficios que te reportará esa formación, te costará menos esfuerzo dedicarle el tiempo necesario.

 

  • Antes de contratar una formación asegúrate de que el contenido se adapte a tus necesidades, que sea eficaz y sobre todo, que esté actualizada. Por ejemplo, a estas alturas un curso que lleve el contenido en CD Rom nos indica que no está actualizado.

 

  • Plantéate objetivos realistas, no quieras abarcar mucho en poco tiempo. Si piensas en pequeñas metas que puedas ir cumpliendo, te ayudará a mantener el ánimo que puede decaer en los momentos de bajón, de cansancio o de estrés. Igual que si tu objetivo final es correr una maratón, deberás ir entrenando para ir ganando fondo poco a poco y sobre todo, de manera equilibrada. Hazte una planificación teniendo en cuenta los temas a estudiar con el tiempo que tienes. Tómate tu tiempo.

 

  • Habilita tu espacio de estudio en casa, de manera que evites distracciones como la música, la televisión, o cualquier ruido de fondo que pueda entretenerte. Procura avisar a los que te rodean para que no te molesten durante tu tiempo de estudio. Es mejor que estés poco rato cada día que no meterte un atracón de horas un día a la semana.

 

  • Intercala breves descansos que relajen tu cerebro y después puedas retomar con fuerza la atención.

 

A todo esto debemos añadir que la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo FUNDAE, destina dinero para que podamos formarnos sin que suponga un coste económico directo ni para trabajadores ni para empresas. Una magnífica oportunidad para renovar nuestros conocimientos y seguir adaptándonos a todos los cambios con los que podamos enfrentarnos.

Autor: Amaia Cañas

Amaia Cañas, licenciada en Ciencias de la Información, cuento con amplia experiencia en el ámbito de la empresa y de la orientación laboral. Comprometida con la Responsabilidad Social tanto en la empresa como en nuestro día a día, procuro seguir aprendiendo en cada momento.
Valora esta noticia:
4.8 (19 votos)