Sorbos: la pajita sostenible que se come

Compartir: 
Sorbos: la pajita sostenible que se come

Una alternativa comestible

 

España gasta más de 5.000 millones de pajitas al año que no son productos biodegradables y acaban en mares y océanos contaminando el medio ambiente. ¿Cómo evitar esas cifras? Esa es precisamente la solución que ofrece Sorbos. Una empresa consciente e implicada con el medio ambiente que ofrece unas pajitas comestibles y biodegradables, alternativas a las pajitas de plástico tradicionales.

Vamos a conocer más sobre Sorbos y su innovadora propuesta de la mano de Enric Juviña, el perfil económico de la empresa.

 

¿En qué consiste Sorbos?

Sorbos es la primera pajita comestible y aromatizada del mercado. Nuestro objetivo es eliminar la pajita de plástico de un solo uso que tanto daño hace al planeta y ofrecer una con la misma funcionalidad, pero 100% ecológica. Ofrecer una nueva experiencia a los consumidores sin generar ningún residuo perjudicial para el medio ambiente.

El sabor no migra a la bebida, al revés. Hace efecto esponja y cuando lleva un tiempo sumergida en la bebida puedes disfrutar del sabor de Sorbos junto con la bebida. No se deshace, pero cuando lleva más de 45 minutos sumergida se empieza a ablandar y es el momento ideal para comérsela. Contamos con 8 sabores: fresa, lima, limón, chocolate, manzana, canela, jengibre y neutra. Además, podemos llevar a cabo serigrafías personalizadas. No tiene alérgenos ni gluten, no requiere una conservación especial y la caducidad son de dos años.

 

¿Cuándo surge la idea y cómo?

La idea surgió de Víctor Manuel que trabajaba como Grand embajador de una marca de bebidas importante. Después de realizar cocktails elaborados, introducía una pajita de plástico y no acababa de gustarle la idea. Entonces hizo una prueba con una pajita elaborada de forma casera y le gustó mucho la repercusión que tuvo en el siguiente evento.

Una vez validado que el producto gustaba. Como yo soy el economista del grupo de amigos me comentó la idea he hicimos le primer Business plan para ver si era viable el negocio. Intentamos dar los primeros pasos y desarrollar la primera formulación junto con la Universidad de Barcelona (UB). Cuando tuvimos la formula, buscamos la manera de producirlo industrialmente y para eso estuvimos con ingenieros italianos más de un año desarrollando maquinaria. Cuando tuvimos todo fue el momento de lanzarnos con el proyecto.

 

¿Qué características tienen las pajitas de Sorbos?

Uno de los ingredientes principales es el azúcar. Aunque solo tiene 6 gramos, lo que es menos que un azucarillo de café y 26 calorías. Actualmente tenemos 8 sabores: Fresa, lima, limón, chocolate, manzana, canela, jengibre y neutra. Y se pueden utilizar en cualquier bebida siempre que sea frías.

 

Hoy en día está aumentando la preocupación por el medio ambiente, ¿creasteis Sorbos con la intención de que fuese un sustituto de las pajitas de plástico?

Inicialmente se creó Sorbos con la intención de dar una nueva experticia de consumo, pero rápidamente nos dimos cuenta de que podríamos eliminar las pajitas de plástico y el proyecto nos ilusión más que el inicial.

 

¿Cómo fuisteis creciendo?

Primero empezando la fabricación en una nave de 70 m2 y ahora ya tenemos 2.000 m2 de nave. Todos los pasos que hemos ido dando son importantes, pero quizás la consecución del premio Pascual fue de los más importantes, ya que nos dio el empuje que necesitábamos inicialmente.

 

¿Cuál es vuestra meta a largo plazo?

Nuestro objetivo a medio y largo plazo es la comercialización internacional. Actualmente vendemos en más de 30 países y querríamos crecer a doble dígito.

Autor: Paula Cámara

Valora esta noticia:
5.0 (7 votos)