Nikotxan: un estudio de animación diferente

  • ¿Conoces Nikotxan? Es un estudio de animación con una gran cantidad de proyectos y trabajos. 
  • Conoce algunos consejos para inciarte en el mundo de la animación. 
  • Presenta tu guion a un festival de cine.
Nikotxan: un estudio de animación diferente

Un pequeño gran estudio de animación

 

Nikotxan es un pequeño estudio de animación dedicado a la publicidad y la creación de webseries sin oficina física. Con su propuesta de humor diferente y creativo ha conseguido en sus últimos 10 años de trabajo cientos de millones de visionados en uno de sus proyectos más interesantes, Cálico Electrónico.

Actualmente trabajando para Movistar como Multimedia Specialist en el apartado CDO Brand Experience, Niko sigue dedicando sus ratos libres a proyectos esporádicos con Nikotxan. Nos cuenta más sobre el crecimiento y desarrollo del estudio y de él mismo.

 

¿De dónde viene vuestro nombre?

De mi nombre (NIKO) y del sufijo japonés (TXAN) que se usa para referirse a los demás con cariño, familiaridad y afecto. Y precisamente eso pretende ser Nikotxan: un estudio en el que se trata cada proyecto con mimo y dedicación y en el que todos nos sentimos cómodos y como en familia.

 

¿Cuándo se crea?

El estudió nació en 2010, recién salido de la aventura que supuso mi anterior estudio Nikodemo. Y surge de la necesidad de seguir creando Webseries y contenidos de animación para agencias de publicidad y para marcas.

Lo que decidimos ofrecer fue un tipo de creatividad diferente, irreverente y cómica enfocada, sobre todo, a la creación de webseries.

 

¿Cuáles han sido vuestros trabajos más destacados?

Aquí hay que diferenciar entre proyectos personales y trabajos realizados para terceros. Por supuesto, realizar la 4ª y 5ª temporada de Cálico Electrónico ocn Chema Alonso fue uno de los proyectos más importantes con los que comenzamos. Después, estuvimos un tiempo trabajando para Anima Estudio realizando varias webseries. Pero, sin duda, el trabajo más relevante o, por lo menos, el que más premios se ha llevado ha sido la pieza “Breaking Bad en un minuto”, conmemorando el décimo aniversario de la serie que realizamos para AMC España y que cuenta con un total de 12 premios internacionales.

or último, ahora mismo estamos sacando adelante la webserie “Pésame Street” como proyecto propio y con la que intentamos concienciar al público a través del humor y de la animación del maltrato que le estamos dando al planeta y, sobre todo, a los animales.

¿Cuáles han sido las mayores dificultades a las que os habéis enfrentado en vuestra carrera profesional?

La mayor dificultad es conseguir que los clientes se atrevan a reírse de sí mismos y quieran realizar piezas irreverentes, fuera de lo común, pero con una gran capacidad de llegar a un público cansado de una publicidad repetitiva y políticamente correcta.

 

¿Qué recomendaríais a alguien que se quiere iniciar en esta disciplina?

Primero, le diría que se formara. No solo en programas sino en la animación, la publicidad o el diseño. Yo estudié diseño gráfico y, aunque no había asignaturas sobre animación o guion, todo lo que aprendí –tanto de historia del arte como de psicología del color, entre muchas cosas– me sirvió después para mi vida profesional.

Y una vez metidos en este mundo, intentar, en la medida de lo posible, estar al día de lo que se hace y lo que ocurre y no dar nada por sentado o establecido porque el mundo on-line cambia de un minuto a otro. Hay que intentar estar al día tanto técnica como creativamente, intentar realizar trabajo de forma profesional, estudiar el mercado, ser fiel a uno mismo y defeneder tu creatividad, pero sin obcecarte porque hay que saber dar concesiones.

 

¿Cuáles son vuestras expectativas de futuro?

En este momento, mis sentidos están en Telefónica donde espero poder aportar toda mi creatividad y toque personal. Al mismo tiempo, sigo llevando a cabo proyectos esporádicos con Nikotxan y, poco a poco, sigo levantando este proyecto tan especial que es Pésame Street.

 

Autor: Paula Cámara

Valora esta noticia:
4.7 (6 votos)