Formarse para ser peluquera canina

  • ¿Qué se necesita para trabajar en una peluquería canina? ¿Existe una formación específica en peluquería canina? Sigue leyendo y te contaremos todo lo que necesitas para poder ser un profesional de la peluqueria canina.
  • Oferta formativa para trabajar con animales
Compartir: 
Empleo peluquera canina

CÓMO SER PELUQUERO CANINO

La peluquería canina es una profesión importante para el bienestar animal, pues no se basa sólo en la estética, sino que, por el contrario, ésta deberá tenerse en cuenta, pero debería ser el objetivo menos importante del peluquero canino. Lo más importante a la hora de trabajar como peluqueros caninos, será priorizar correctamente los objetivos del servicio. En primer lugar, debería estar el peluquero y su seguridad, seguido de la seguridad y salud del perro, y por último su resultado estético.

 

Funciones de la peluquería canina

La peluquería canina consiste en:

  • La higiene del perro, que consta de limpieza de lagrimales y oídos, del baño, y corte de uñas. Algunos peluqueros añaden la limpieza de dientes, otros el vaciado de glándulas anales, etc.
  • El cuidado del manto, que variará según la raza y el propio perro.
  • La atención de la piel, que se realizará durante el baño.
  • La estética, que podrá ser un corte a máquina, a tijera, un combinado de ambos, stripping, o ninguno de ellos.

 

¿Qué hay que hacer para ser peluquera canina?

Para iniciarse como profesional, es 100% recomendable hacer un curso, ya que, aunque legalmente se puede trabajar como peluquero sin estudiar, (por cuenta propia, ya que no van a contratarte en ningún sitio sin título), te vas a encontrar con que no es tan sencillo como a priori aparenta ser.

Aunque esta profesión no está reglada, hay diferentes academias dedicadas a la enseñanza, e incluso peluquerías caninas, donde se puede estudiar. Lo ideal es que el curso conste de una parte teórica y otra práctica.

La teoría deberá encaminarse a que conozcas la comunicación canina, la anatomía, la piel y sus posibles patologías, los tipos de manto, las razas y sus cortes, las diferentes técnicas de corte, el stripping, el baño, el secado, la cosmética y los utensilios y maquinaria, y sus cuidados. En la práctica, deberás llevar a cabo todo lo aprendido anteriormente.

Una vez consigas ser peluquero, podrás acceder a un puesto de trabajo en peluquerías caninas, clínicas veterinarias, o abrir un salón de peluquería y estética propio, e incluso tener una peluquería móvil o trabajar en los domicilios de los clientes. Pero debes ser conscientes de que es una profesión de práctica y constante aprendizaje. No sabrás hacer un corte perfecto el primer día de trabajo, pero la práctica hará que puedas llegar a ello.

Siempre que quieras podrás seguir aprendiendo con talleres prácticos, cursos, seminarios, ferias, campeonatos... pues la peluquería canina, es todo un mundo.

Autor: Lorena Soler

ACV y peluquera canina
Valora esta noticia:
4.0 (12 votos)