Cat-cafés: para amantes de los gatos

Cat-cafés: para amantes de los gatos

Un café en compañía de 20 gatos

Los “cat-cafés” o cafeterías de gatos son un lugar ideal para los amantes de estos animales que quieran disfrutar de su compañía mientras disfruta de un café, té u otra consumición. El primer establecimiento de este tipo se inauguró en 1998 en Taipei (Taiwán) y adquirió una gran fama en Japón. Hoy en día podemos encontrar cat-cafés por todo el mundo desde París hasta México. Y también han llegado a España. 

Hablamos con Eva Aznar fundadora de La Gatoteca en Madrid que es un proyecto gestionado por la entidad sin ánimo de lucro ABRIGA donde te puedes tomar una bebida junto a la compañía de unos 20 gatos adultos y algunos de ellos se pueden adoptar.

¿Cómo surgió la Gatoteca?

Surgió como un proyecto de fin de carrera de Diseño de Interiores pero al transformar el concepto original de neko-café japonés a un concepto social me empecé a enamorar del proyecto. Así que me lancé a llevarlo a cabo, me volqué en el proyecto y la gestión lo que fueron dos años de duro trabajo. Abrimos nuestras puertas el 15 de octubre de 2013 con 18 gatos y ahora con 5 años recién cumplidos tenemos muchas ideas en el tintero.

¿Por que son gatos adultos?

Cuando la gente adopta, siempre suele haber preferencia por gatitos pequeños. Por lo que los gatos de seis meses en adelante siempre tienen muchas menos posibilidades de adopción y si tienen algún tipo de tara física o emocional, peor. Por otro lado los gatos tan pequeños tienen un sistema inmune en formación y son más vulnerables a cualquier enfermedad. Y por último un gato que creciese en un ambiente como este con tanto movimiento y gatos socializaría tanto que le sería imposible vivir después en un solo hogar con humanos.

¿Quien puede ir al cafe con gatos?

¡Quien quiera! De hecho al principio pensábamos que nuestro público iba a estar muy delimitado y el tiempo nos ha enseñado que vienen visitantes de todo tipo. Y podrán disfrutar de una colonia de 20 gatos aunque de vez en cuanto tenemos algún gato que se está recuperando de alguna experiencia difícil y están en salas separadas.

¿Es necesario querer adoptar?

Para nada, nosotros queremos que la gente venga sin ningún tipo de compromiso y tomarse un refresco como se lo tomaría en cualquier otro bar. Pero si se da el caso de que surja el amor con algún gatito, se da la opción de meditar entrar en el proceso de adopción.

¿Que se debe hacer para ir?

No es imprescindible reservar, pero sí altamente recomendable porque nuestro aforo se reduce a 20 personas a la vez. Se puede reservar por la web, teléfono o mostrador. Cuando hayas reservado te explicaremos quienes somos, cómo funciona el sistema de visitas, qué vas a encontrar y normas de interacción.

¿Esta limitado el tiempo?

No hay límite de estancia pero consideramos que lo mínimo serían 10 minutos que son 2€. De ahí la gente decide su propio tiempo de estancia, hay gente que ha llegado a estar más de cinco horas.

Nuestros precios son orientativos y se ajustan siempre al final de la visita, por lo que cada uno decide cuánto permanece y lo abona a la salida (el precio estándar es de 6€ la hora). Además invitamos siempre a una bebida y si alguien se quiere tomar algo más, es un donativo a la voluntad.

¿Que normas se deben seguir?

Tenemos unas normas de obligatorio cumplimiento que se resumen en el respeto al gato, es su casa y nosotros somos los visitantes. Destacamos el no cogerlos en brazos, retenerlos o forzarlos porque pueden ser gatos con dolores, miedos o que no les guste. Si se te sube uno, disfrútalo, pero es el gato el que elige. Se les puede acariciar, incluso cuando duerman siempre que no se les moleste. No se puede jugar con las manos, para ello hay juguetes para gatos. Y el resto de normas son no gritar, correr, entrar en zonas reservadas, no introducir vidrio y hacer fotos sin flash.

¿Y si van niños?

Nos encanta que nos visiten los niños y nos parece primordial que tengan un acercamiento positivo a los gatos, además tienen tarifa reducida. Nuestro aforo máximo es de 6 niños a la vez por su mayor energía y deben ir siempre acompañados de un adulto, con un máximo de dos pequeños por adulto. También es muy recomendable hablar con los compañeros para que orienten para señalar los gatos que más disfrutan de los niños o son más tolerantes.

 

Si quieres conocer más información sobre la Gatoteca o reservar, puedes consultar más información en su web.

Si te interesa formarte en hostelería o veterinaria consulta más información.

Sobre el Autor: Paula Cámara

Foto autor